Sueño blanco

Enero transcurría entre blancos y grises. Frío.

Despertaba en nieblas y temperaturas bajas; y entre ellas, al abrigo del blanco nido que construyó, dormía ella. Quieta, con su corazón detenido y su pelaje pintado de nieve, blanco y pardo, tejido de algodón para ser tocado una última vez.

Descansaba entre plumas soñando en nieve, blanco y pardo para dormir en muerte.

Era el ciclo de la vida, era un enero de blancos y grises en el valle, de despedidas. Frío.


Adiós pequeña Nis. 21 de enero de 2020.


Rodearnos de ruinas

paulainblue

Nos empeñamos en rodearnos de ruinas. Construimos y destruimos con la misma facilidad con que respiramos y al final, nuestros pasos avanzan sobre los sedimentos dejados por construcciones que ahora se tambalean.


Luminarias nocturnas. Pensamientos de una lunática bajo el influjo de la luna creciente.

© paulainblue 2020
Using Format