Olía a invierno


Eran hebras de lana, cuerdas de amarre en jirones de tiempo que recordaba. A cabellos de pincel con que figuraba las tardes de invierno tras aquella ventana del valle. Alerce Rojo se teñía de blancos, de grises postales mientras la yaya mantenía el rojo con las briznas del tronco ardiente en la chimenea; claramente olía a invierno, olía a Alerce.


Notas desde el valle del Alerce Rojo. 

Solsticio de invierno.

© paulainblue 2020
Using Format